Blog

Tendencias en esmaltado semipermanente que debes conocer


El esmaltado semipermanente ha llegado para quedarse y su amplia variedad de colores y texturas las convierten en las favoritas en cualquier temporada del año. Dependiendo de la ocasión social se podría utilizar una tendencia diferente, siempre con la intención de hacer resaltar esta técnica que cada día cobra más y más fuerza debido a sus acabados únicos.

El esmaltado semipermanente es una técnica de manicura y pedicura que han resistido cualquier moda. Es una técnica que cosiste en aplicar varias capas de esmalte, según sea el color deseado, para finalmente aplicar un fijador y luego secar con luz ultravioleta. La gran ventaja del esmaltado semipermanente es que puede permanecer intacto durante semanas y hasta un par de meses. Esto se debe a que la fusión de los materiales termina convirtiéndose en una capa realmente resistente.

Aunque el esmaltado semipermanente sea resistente a un nivel muy amplio, en determinado momento deberán ser restauradas. El instante ideal para hacer ese cambio es cuando el esmaltado de las uñas empieza a separarse de la uña natural, debido a su proceso de crecimiento. Una vez conocida esta técnica es importante saber todas las alternativas disponibles en cuanto a tendencias para escoger los colores, tonos y texturas adecuadas.

La tendencia correcta según tu tono de piel

Las variantes y acabados en esmaltado semipermanente pueden ser infinitas y dependerán directamente de la creatividad e insumos tanto de quien las aplica como las necesidades y requerimientos de quien las desea. Aunque ese puede ser un punto de partida, siempre es importante conocer cuáles son los colores que mejor van con vuestra piel, esto debido a que será una aplicación duradera en las uñas y sería ideal que durante todo ese tiempo sea algo realmente versátil.

El esmaltado semipermanente puede tomar como referente el tipo de piel. Las pieles más claras siempre tendrán mejor efecto visual cuando se apliquen productos en tonos oscuros y fríos. Esta tendencia tendrá como resultado que todas las miradas se enfoquen directamente sobre tus manos. Diferentes elementos, formas y texturas se pueden aplicar sobre estos mismos tonos, las texturas brillantes también serán acertadas.



Para pieles más morenas, tostadas o bronceadas, los tonos cálidos y tierra serán perfectos. El efecto visual que esto produce está mucho más enfocado a la armonía, elegancia y diversión. Tonos como amarillo mostaza, terracota o verde olivo, darán ese look otoñal, mientas que los tonos como rojos y naranjas, se verán mucho más femeninos y atrevidos. Este contraste con la piel es mucho más sutil que el de las pieles claras, pero a su vez mucho más práctico.

Si lo que se busca es reproducir un tono natural que no se robe la atención por su color, sino más bien por su sutileza, dependiendo de la piel, se puede optar por una tendencia nude, donde el color dará la sensación de que no se lleva ningún tipo de producto o luce completamente limpio. El truco para seleccionar el tono de color correcto, es tratar de simular el tono de la palma de la mano, que es el mismo color que se logra apreciar a través de la uña. Es una de las tendencias más usadas.

Tendencias en esmaltado semipermanente según la época del año y eventos

El esmaltado semipermanente es realmente versátil y según sea la época del año se puede utilizar algunas tendencias más que otras. Empezando con el inicio del año donde el invierno hace estragos, es preferible optar por tonos neutros sin mayor detalle, debido a que en esta época del año las manos estarán ocultas la mayor parte del tiempo. Algunos tonos mate son ideales para que las manos se vean delicadas y cuidadas.

Entre más va avanzando el año, con la llega de la primavera y el verano, podrás jugar con los colores y texturas, algunos tonos cítricos y llamativos serán perfectos, al igual que algunas texturas y formas pueden tener su espacio. En esta época del año es importante saber a qué tipo de eventos asistirás, para optar por algunos acabados metálicos que siempre funcionan, sobre todo para eventos nocturnos.

En el verano, precisamente, el esmaltado semipermanente puede jugar con algunos tonos neón y colores primarios. Si esta temporada incluirá visitas a la playa, se puede seleccionar un tono que haga contraste con el traje de baño o ropa de playa, visualmente dará el toque final al look de esta época del año. Cuando las temperaturas vuelvan a bajar serán los tonos tierra los correctos para hacer brillar las manos y pies en todo momento.

Es importante seleccionar esmaltado semipermanente que no solo sea duradero, sino que reflejen nuestro estado de ánimo, aunque sea una zona mínima del cuerpo, la psicología del color nos ensaña que con pequeños detalles podemos contarle a los demás cómo nos sentimos, solo con vernos.